CAMBIO DE FASE

¿Cambio de Fase?

Unos días antes de todo lo relacionado con el Coronavirus, me cuestionaba la posibilidad de cambiar un poco mi forma de vida. No soy una persona de mucha vida social, me gusta estar entretenido en casa y disfrutar con mis cosas y entorno cercano. Pensaba en la idea de salir algo más, pasear por mi ciudad, quedar con amigos para hacer algo que no sea deporte. En una palabra…socializar.

Y de pronto, llegó a nuestras vidas el Coronavirus y todas sus consecuencias. Primeros días de incertidumbres, días de dudas, días de pensar y días de confiar.

No soy persona de dejarme llevar. Nunca voy donde va Vicente. Prefería, prefiero y preferiré hacerle caso a fuentes oficiales, a quienes más saben y a quienes adquirieron una responsabilidad. Los demás son mero ruido de fondo.

Nos pidieron confinarnos y me confiné. No me costó mucho esfuerzo y aproveché para hacer mil y una cosas que siempre están pendientes.

Al tiempo, nos dejaron salir a hacer deporte y/o actividades al aire libre. Siempre lo hice, lo hago y lo haré en las franjas horarias y localización que me permitan.

De fuentes oficiales responsables vendrán más normas a cumplir y lo haré. Estas fuentes se podrán equivocar, seguro que lo hicieron, lo hacen y lo harán. Pero rectificaran y aprenderán…este virus acabará siendo conocido por todos.

Estos días he tenido momentos en los que no conseguía vencer la sensación de tristeza y decepción. Sorprendido por la facilidad del ser humano por interpretar y adaptar a su modo cualquier medida. Triste por ver la falta de responsabilidad social, por el poco respeto a los demás y por ver que numerosas personas no ven más allá de su nariz.

Queda mucho para tener una vida normal. Seguiré aguantando mis ganas de salir a hacer deporte cuando y donde me apetezca. Seguiré respetando el espacio y tiempo de los demás.

Vienen días de que tener conciencia social me hará ser menos sociable.

Casi dos meses sin hacer una foto fuera de casa. Sólo un par de trabajos y poco más. No encontré, ni encuentro, ni encontraré justificación alguna para hacer fotografías fuera de casa en estos días de Estado de Alarma.

La foto de hoy, hecha en mi terraza. Foto al cielo, con el único fin de limpiar el sensor. Una mota de polvo en dicho lugar puede arruinar la mejor fotografía. Una conducta inapropiada puede acabar con una vida.

Agradecer a Fernando Simón y a todo el que tiene detrás, su trabajo, dedicación, paciencia y saber estar. Sería un placer pedalear con él y devolverle un poco de esa labor de guía que tan bien está realizando.

¿Cambiaré de Fase?, seguro que sí, pero cambiaré también la forma de ver a muchos.

Share this content: